Zawartość koszyka

X

Suma: 0.00 zł

Wróć do zakupów

Placa de gas sin llama

La tecnología “gas-bajo-vidrio” es nuestra solución patentada. Una superficie lisa de cerámica y unos quemadores catalíticos debajo de ella, forman una combinación que hace que cocinar con gas sea una experiencia aún más agradable. No existen quemadores y parrillas que sobresalgan por lo que son muy fáciles de limpiar. Una tecnología especial de combustión de gas permite ahorrar hasta un 50% en su consumo, conservando al mismo tiempo un aspecto visual atractivo de la placa de gas.

Ver vídeo

Ahorro

Gracias a la construcción especial de los quemadores, zonas gratuitas y ciclos de funcionamiento, las placas de gas sin llama consumen hasta un 50% de gas menos que las cocinas de gas tradicionales.

Limpieza fácil

Toda la placa está revestida con una superficie lisa de cerámica. No hay parrillas, quemadores salientes ni tampoco rincones donde se pueda acumular la suciedad. Gracias a eso la limpieza es fácil y agradable.

Seguridad

En nuestra placa se instalaron sistemas de protección adicionales. Unos sensores especiales controlan constantemente si el gas se está quemando de manera correcta y en el panel de control podemos ver lo que está pasando con nuestra placa en todo momento.

 

Tecnología patentada de combustión de gas

En las placas GPC literalmente no hay llama. El gas se quema de manera catalítica en un quemador diseñado especialmente para tal fin que hemos situado debajo de la placa. Gracias a esta solución especial, la temperatura de combustión de gas es de hasta 800°C, siendo casi dos veces más alta que la temperatura de combustión en una cocina de gas tradicional. El gas se aprovecha de manera más eficaz y gracias a ello tú puedes disfrutar de muebles libres de depósitos de grasa, menor cantidad de óxido de carbono y además ahorrar dinero. Llevamos fabricando quemadores de este tipo desde 2002 y estamos convencidos de su óptima calidad

 

 

¿Cómo es la combustión catalítica? Ver más detalles

Esta tecnología única hace que el gas se queme más eficazmente que en caso de las cocinas convencionales. Al mismo tiempo evitamos también que se generen depósitos pegajosos en los muebles de nuestra cocina que les son tan familiares a los usuarios de las cocinas tradicionales. Esa sustancia amarilla, espesa y pegajosa no es nada más que los componentes del gas que quedaron sin quemar. Gracias a la superior temperatura de combustión en nuestros productos, todos ellos se queman ya dentro de la placa y como resultado no se depositan en nuestra cocina. Del mismo modo en las paredes adyacentes, la campana extractora y la batería de cocina no volveremos a encontrar depósitos difíciles de limpiar. Además, el contenido de óxido de carbono es 10 veces inferior que en caso de las cocinas de gas tradicionales.

 

No más depósitos de grasa

Temperatura 800°C

Hasta 10 veces menos dióxido de carbono

 

Hasta un 50% de ahorro

Las placas de gas sin llama consumen hasta un 50% de gas menos que las cocinas tradicionales, lo cual es posible gracias a una mayor eficiencia de la combustión de gas. Además, las placas realizan ciclos de funcionamiento, es decir apagan el consumo de gas cuando la superficie está caliente y se vuelven a encender cuando resulta necesario: igual que una plancha. Todo modelo cuenta también con una o dos zonas de cocción indirecta (zonas gratuitas): marcadas con serigrafía que se calientan al activar otras zonas pero no consumen más gas. Son perfectos para mantener la temperatura de los platos, así como para preparar sopas o salsas.

 

 

¿Cómo exactamente funcionan los zonas gratuitas?

Las zonas gratuitas en las placas GPC se calientan sólo con el calor de otros quemadores, sin consumir más gas. A diferencia de las cocinas tradicionales donde todos los productos de combustión se evacuan directamente del quemador a tu cocina, en las placas de gas sin llama los vapores calientes primero pasan por la zona marcada con serigrafía y luego se van a las rejillas de ventilación situadas en la parte trasera de la placa. La temperatura de los campos gratuitos, en función del modelo, puede alcanzar hasta 200 grados centígrados, sin consumir nada de gas. El hecho de que el aire caliente no se nos escape a los lados de la olla favorece que el gas suministrado sea aprovechado de una manera excelente. El calor calienta precisamente el lugar del quemador y la olla se coloca directamente sobre él, lo que resulta en unas pérdidas de calor mínimas. Casi toda la energía se suministra directamente a nuestra olla, ¡y eso también ha sido comprobado por los ensayos! Según el Instituto del Ahorro de Energía y Protección del Aire GIG, las placas GPC tienen una eficiencia casi un 25% mayor en comparación con las cocinas de gas tradicionales.

 

 

Control intuitivo

Gracias a un panel de control táctil intuitivo el manejo de la placa es muy fácil. Basta con elegir el quemador y deslizar el dedo hacia la izquierda o hacia la derecha para seleccionar el nivel de potencia para cada quemador. El control por sensores nos proporciona opciones como la función de temporizador que permite apagar el quemador después de un tiempo preestablecido.

 

 

Seguridad

¿Algo se ha derramado de la olla al panel de control? No hay problema, la placa lo detectará y se apagará automáticamente, y luego te avisará con una señal acústica de que algo está mal. Por supuesto, en todo momento podemos también bloquear la placa para proteger a los niños que estén jugando cerca. Las placas de gas sin llama tienen dos veces más sistemas de protección que las cocinas tradicionales. La protección antiretorno de gas cuenta con el apoyo de sistemas electrónicos que controlan todo el proceso de la combustión, la presión del gas y su calidad. Además, en la pantalla se pueden ver mensajes que nos avisarán por ejemplo de que su superficie sigue caliente o que el gas en la bombona se ha acabado.

 

Sistemas de protección adicionales

Establece el tiempo y el quemador se apagará solo después de por ejemplo 5 minutos.

Mensajes

En el panel de control aparecerán letras informando sobre lo que está pasando con la placa en cada momento, p. ej. la letra H: significa que el quemador sigue caliente después de cocinar.

Temporizador

Las placas GPC tienen más protecciones que las cocinas de gas tradicionales.

 

Limpieza y ecología

Detrás de la placa se encuentran unas rejillas de ventilación especiales por donde se evacuan los vapores. Ese método único de la combustión de gas no solo es más eficiente sino también más ecológico. La combustión catalítica garantiza que a tu cocina llegue 10 veces menos dióxido de carbono que en caso de las cocinas de gas tradicionales. Además, las rejillas de ventilación son extraíbles se pueden lavar en el lavavajillas cuando sea necesario. El aire que sale por ellas es lanzado hacia arriba de forma vertical y se enfría ya a la altura de 15 cm sobre la superficie.

 

 

Funciona con cada tipo de gas

Las placas SOLGAZ funcionan con todo tipo de gas, tanto el de la bombona como el de la red. Lo único que tienes que hacer es montar las boquillas adecuadas. No tienes que preocuparte por eso: basta con que al hacer el pedido, nos digas qué tipo de gas utilizas y nosotros te prepararemos una placa hecha a tu medida.

 

 

Cocina también sin corriente eléctrica

Todas las placas de gas de hoy en día se conectan a la corriente eléctrica: gracias a eso el gas se enciende automáticamente y no se necesitan cerillas. En este aspecto las placas GPC no son nada diferentes. Sin embargo, si tuvieras un corte de suministro eléctrico, eso no tiene que significar que no puedas seguir cocinando, porque puedes equipar tu placa con una fuente de alimentación de reserva, o sea una batería especial que mantendrá su funcionamiento hasta durante 2 días.

 

  • "Las placas de gas sin llama constituyen un compromiso ideal entre el diseño moderno y las ventajas de una placa de gas tradicional"

    Las placas de gas sin llama constituyen un compromiso ideal entre el diseño moderno y las ventajas de una placa de gas tradicional

  • "Lo mejor en el mundo de la cocina"

    Lo mejor en el mundo de la cocina

Diseño único para cada interior

Un diseño limpio y estético será ideal para tu cocina. Un acabado negro y elegante, característico de SOLGAZ, garantiza que la placa encaje tanto en un interior clásico como en uno moderno.

ejemplos en diferentes interiores

Fácil instalación

La instalación de la placa es de verdad muy simple porque es igual que en caso de una cocina tradicional. Basta con cortar un hueco adecuado en la encimera y encastrar allí la placa. En el armario de abajo sin ningún problema nos va a caber el horno.

Consulta los parámetros técnicos e instrucciones de montaje

Ver parámetros técnicos e instrucciones de instalación

PLACA DE GAS GPC 2+1 PLACA DE GAS GPC 2+1

Placa de gas vitrocerámica, 2 quemadores + 1gratuito. Ideal para todos los que cocinan con poca frecuencia.

Para armario de anchura de: 35cm.

PLACA DE GAS GPC 3+1 PLACA DE GAS GPC 3+1

Placa de gas vitrocerámica, 3 quemadores + 1gratuito. Ideal para todos los que cocinan con frecuencia.

Para armario de anchura de: 60cm.

PLACA DE GAS GPC 4+2 PLACA DE GAS GPC 4+2

Placa de gas vitrocerámica, 4 quemadores + 2 gratuitos. Ideal para todos los que cocinan mucho y con frecuencia.

Para armario de anchura de: 80cm.

PLACA DE GAS GPC 4+1 PLACA DE GAS GPC 4+1

Placa de gas vitrocerámica, 4 quemadores + 1 gratuito. Ideal para cocinar todos los días.

Para armario de anchura de: 60cm.

¿Tienes más preguntas?